¿Cuánto dura la sesión?

Normalmente entre dos y tres horas, pero somos conscientes de que
los recién nacidos son imprevisibles así que nos adaptamos a sus necesidades y a las
vuestras.